La Navidad se celebra el 25 de diciembre cada año, es uno de los principales días festivos en Argentina, un día memorable para celebrar en familia, que contempla muchas tradiciones hermosas. La festividad comienza desde mucho antes, en la preparación de la misma, tiene que ver con la compra de los regalos, la preparación de las comidas, el árbol de la navidad con las decoraciones típicas de estas festividades.

La navidad celebra el nacimiento de Jesucristo, el hijo de Dios y María la virgen, es la celebración al nacimiento, a la esperanza, un nacimiento que significa el amor de Dios a la humanidad.

Una de las tradiciones más importante es asistir a la misa de navidad que se celebra en las iglesias y templos de todo el país, en esta se hacen lecturas, se reflexiona sobre la vida de Jesús y sobre el momento de su nacimiento. Es una celebración del nacimiento del salvador de los hombres que sacrifica su vida por todos los hombres y mujeres nacidos y por nacer en el mundo. Es una hermosa celebración religiosa y social.

En las casas como en las iglesias se realiza una cena especial de celebración con los platos típicos de Argentina, entre los que los dulces de leche juegan un papel fundamental. También se monta el pesebre, que es una representación simbólica del nacimiento, en la que destacan las figuras que simulan a Jesús niño, a María, e incluso  a los tres reyes sabios que viene a ver a Jesús.

La Navidad en Argentina, tiene sus tradiciones como: el arbolito de navidad que es el centro de luz y color de la festividad, este se adorna con diversos motivos, religiosos y otros que no lo son. En la noche del 24 de diciembre los padres sitúan los regalos de los niños debajo del arbolito. Esta es una tradición de celebración a la inocencia y la ingenuidad, una celebración de la bondad de los padres y de la felicidad de la familia.

Este es uno de los días feriados de Argentina que más esperan los niños, porque precisamente a ellos están dedicados los principales motivos y tradiciones de la fecha. En las casas se realiza una cena en la que los platos típicos como el pavo y el cerdo son degustados por todos los comensales.