La religión ha jugado un papel importante en la historia de América Latina y el Caribe, es uno de los elementos aglutinadores de la identidad de los pueblos, y como tal significa los valores y principios de la cultura de los más desprotegidos y de los marginados, tanto como de los más ricos. Porque la fe no es un problema de clases sociales sino un problema del alma. Argentina es uno de los países en los que el catolicismo juega un papel primordial, puesto que ha formado parte de la historia de la colonización y conquista del país, como el caso de otros países del cono sur.

El viernes santo se conmemora la fe católica, especialmente los católicos rememoran la Pasión y la muerte de Jesucristo. Es un día de meditación y recogimiento espiritual, una fecha de luto para los fieles de la iglesia, en la que no se celebra la misa, sino que se reflexiona sobre la vida y la obra de Jesucristo, como el salvador de los hombres. Esta es una de esas fechas importantes que a pesar de ser de luto es también una celebración que en la actualidad se constituye como uno de los días feriados de Argentina y también uno de sus principales días festivos.

El viernes santo es precisamente el viernes de la semana santa, el segundo día del triduo pascual. Es un día de ayuno y abstinencia de todo tipo, una fecha importante para todos los católicos que además contemplan la verdad sobre la fe cristiana.

En las calles de Argentina se celebra la procesión del Corpus Christi, en la que los que representan a Jesús cargan la cruz durante varios kilómetros en representación al sufrimiento de Jesucristo en su padecimiento y muerte final. Es la conmemoración del entierro en el sepulcro. Muchos conocen esta historia de la muerte de Jesús, el papel de Judas en esta historia, y también el de María, madre de Jesucristo, que sufrió por el padecimiento y muerte del hijo, y que días después aun estuvo sufriendo en el sepulcro de su hijo.

Viernes Santo en Argentina es uno de los días en los que se conmemora la fe y la verdad de Dios, es una de esas celebraciones esperadas, porque significa que la palabra de Dios es cierta y que los hombres y mujeres seremos salvados por el sacrificio de Jesús.

El viernes santo es uno de los días feriados de Argentina que se celebra en cada país, porque es una festividad universal, conocida por todos los católicos de fe y acción y por los no católicos también porque significa la muerte de un hombre que marca el inicio de una fe, o la continuidad de una fe que ha marcado el inicio de la era en la que religiosos y no religiosos se incluyen.